ORÍGENES

Trabajo y entrega en todo el proceso

Nuestra historia empieza en Font-rubí, alrededor del año 1400.

Los primeros documentos conocidos que hablan de este sitio, concretamente del Castillo de Font-rubí, datan del 983 con el nombre de Fonte Rubea.
El Castillo formaba parte de la línea de defensa de la Marca del Comtat de Barcelona, de jurisdicción Real y centro de la Baronía de Font Rubia, también conocida como Baronía de Grabuach.
Este castillo y su término fue propiedad de diferentes nobles, hasta que lo compraron el Señor Miquel Torrelles y la Señora Codma por alla el 1600.
Hemos de tener en cuenta que el castillo, más allá de jugar un papel como fortificación defensiva, era uno de los puntos de cobro de las rentas que los payeses, algunos en forma de vino, tenían que pagar. Las tierras alrededor del castillo eran infeudadas, es decir, propiedad del gestor del castillo que podía cederlas en sub infeudo a sus vasallos.

Es así como alrededor del 1400 un padre con su hijo, llamados Fàbregas, llegan a Font Rubí, Se instalan, y empiezan a trabajar unas tierras. Muy mal no les debió ir y después de dos siglos, ya pasado el 1600 nuestra familia adquiere el Castillo y todas sus tierras dedicándose al pastoreo, frutales y viña. 

 

Más adelante, un descendiente de los Fàbregas, se casa con una señora de El Pla del Penedès, uniendo las tierras de las dos familias. Es en este momento que nuestra familia baja de Font-Rubí y se instala en la Plana del Penedès.

 

El nieto de este matrimonio era nuestro abuelo, Juan Fortuny Fàbregas y su hija, Maria Teresa Fortuny, Mayte, nuestra madre.

Mayte se casó con Juan Colomer Parés, Dr. Ingeniero Industrial y Périto Agrónomo, especializado en el desarrollo y construcción de bodegas. 

Su conocimiento del proceso de elaboración y la tecnología más vanguardista y actual, junto con el amplio conocimiento que aportan su suegro y su esposa de los viñedos, hace que rápidamente comiencen a producir Cava.

Durante más de 20 años producimos un cava artesanal donde toda la importancia la tenía la calidad de la uva, del cultivo de las viñas transmitido de generación en generación hasta nuestro abuelo y los conocimientos tecnológicos de nuestro Padre y la pasión y carácter de nuestra madre.

Esta etapa terminó, pero ahora, 25 años después, los tres hermanos, decidimos volver a ella con un proyecto que mantiene y realza la esencia de esa cava llamado “Collita”.

CLOSE

Productos mejor valorados

Add to cart